El futuro de toda empresa está sometido a las decisiones gerenciales, por esta razón adquieren un alto nivel de responsabilidad.

Lograr un mayor nivel de efectividad requerirá de la consideración de todas las variables vinculantes; en este sentido, los recursos de análisis estratégico se convierten en grandes aliados para el manejo de información cualitativa y cuantitativa.

La toma de decisiones es una actividad continua que se aplica en diferentes contextos: hay contextos donde se definen líneas estratégicas y requieren de más debate; el tiempo no es tan limitativo. También hay contextos donde las decisiones son coyunturales, deben tomarse de forma rápida; el tiempo es una limitante.

ver demo de Elemetrica

Indiferentemente del escenario en el cual se esté ubicado, y respetando las diferencias de fondo que ello implica, es recomendable tener en cuenta algunos pasos, que en realidad son puntos de análisis que conforman un protocolo para la toma de decisiones.

Análisis estratégico fundacional

Toda decisión debe estar alineada a la misión y valores de la empresa; un desvío de la misión puede costar recursos y eficiencia. Recuerde que existe un capital invertido que responde a un tema más profundo que la rentabilidad. Se tiene una misión empresarial porque ésta es rentable, y el capital invertido responde a dicha misión, no a otra.

La visión y las políticas de la empresa se ajustan a la misión previamente establecida. Las decisiones deben estar orientadas a la visión proyectada a mediano plazo, y deben respetar a su vez las políticas de la empresa.

Análisis estratégico externo

Una decisión está condicionada por el entorno de la empresa, o puede tomarse como una acción ante un contexto externo determinado. Una decisión efectiva requiere de un análisis estratégico del entorno, el cual deberá actualizarse de forma periódica ya que se considera variante y en ciertas ocasiones, volátil.

El entorno puede analizarse por medio de cuatro áreas de estudio: política, económica, social y tecnológica. Cada área es analizada a su vez por variables, de las cuales se obtendrán las conclusiones pertinentes.

Por ejemplo, para el área económica se puede considerar la demanda, el PIB, niveles de inflación, tipo de cambio, etc. La elección de estas variables dependerá de su vinculación con la actividad económica de la empresa; se descarta el seguimiento de variables que no tienen un impacto en las ventas.

Análisis estratégico interno

El análisis interno de una empresa puede realizarse por medio de varias metodologías. Por ejemplo, el análisis FLASH toma en consideración los factores financieros, humanos, administrativos y de suministro; el análisis CROM toma en cuenta los factores operativos, de calidad, de riesgo y de mantenimiento. Cada uno de los factores mencionados debe contar con una serie de indicadores que puedan revelar el estatus de la empresa. Los indicadores que se toman en cuenta dependerán de las prioridades gerenciales.

Lo importante es que las decisiones deben tomarse considerando las fortalezas y debilidades internas. Una decisión ineficiente es aquella que requerirá en mayor medida de los aspectos débiles de la empresa, poniendo en riesgo la misma ejecución de la decisión.

Estrategia y recursos

Tomando en consideración los análisis realizados anteriormente, se puede realizar un matriz FODA o DOFA a nivel profesional, la cual servirá al momento de tomar decisiones de forma efectiva.

La matriz FODA ordena cuatro elementos: fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas. Las fortalezas y debilidades se extraen del análisis estratégico interno, porque hacen referencia a los procesos internos de la empresa. Las oportunidades y amenazas se extraen del análisis estratégico externo, porque hacen referencia a los factores fuera de la empresa que benefician o perjudican la actividad económica de la empresa.

Una decisión efectiva es aquella que puede ejecutarse con los recursos disponibles, logra su objetivo, no tiene efectos negativos a largo plazo y se ejecuta al menor costo posible. Lograr todas estas características no depende de suerte ni de ningún tipo de azar, al contrario, dependerá de estudios y análisis previos que puedan determinar la probabilidad de éxito de la decisión a tomar.

ver demo de Elemetrica

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *